Venezuela: casa por cárcel para el comisario Iván Simonovis, prominente símbolo opositor

El ex jefe policial, condenado por las muertes del golpe contra Hugo Chávez en 2002, recibió medida de casa por cárcel…

20 septiembre 2014

Iván Simonovis

Fuente de la imagen, Noticias24

Pie de foto,

Simonovis es considerado como uno de los más prominentes «presos políticos» por la oposición venezolana.

El comisario Iván Simonovis, una de las más prominentes figuras de oposición venezolana en prisión, recibió este sábado medida de casa por cárcel, debido a su condición de salud.

Simonovis era secretario de seguridad de la alcaldía de Caracas (entonces en manos de la oposición) en 2002, cuando un breve golpe de Estado sacó del poder por escasas horas al presidente Hugo Chávez.

En 2009, un tribunal lo condenó a él y a otros dos altos funcionarios policiales -Henry Vivas y Lázaro Forero- a 30 años de cárcel por varias de las 19 muertes ocurridas el 11 de abril de aquel año.

Los tres son considerados por la oposición como «presos políticos» del gobierno de Hugo Chávez -fallecido en 2013-, un calificativo que portavoces oficiales rechazan.

«Nuestro sistema no tiene ninguna connotación que permita a una persona estar privada de libertad por su forma de pensar», reiteró en agosto de este año la Defensora del Pueblo, Gabriela Ramírez.

El último de los tres

Los comisarios Vivas y Forero recibieron medidas humanitarias en 2011. Pero Simonovis permaneció internado en la prisión militar de Ramo Verde, en el centro del país.

Desde entonces la oposición arreció en la campaña por su liberación, debido al deterioro notable de sus condiciones de salud.

Según los médicos, que habían pedido en varias oportunidades una «medida humanitaria» para Simonovis, padece de 19 patologías médicas crónicas que no pueden ser atendidas en forma efectiva en la cárcel.

De acuerdo con la Defensora del Pueblo, «las condiciones de él, según lo que hemos conocido, es un problema de tensión».

El tema de su salida de la prisión de Ramo Verde fue una de las condiciones que la oposición incluyó en su lista de demandas para reanudar un diálogo con el gobierno, suspendido en mayo pasado.

Su esposa, Bonny de Simonovis, indicó que el excomisario fue traslado a su casa la misma noche del viernes, bajo la vigilancia de los servicios de inteligencia.

El ex funcionario policial no podrá emitir opiniones políticas o dar declaraciones a medios de comunicación por cualquier vía, ni podrá utilizar las redes sociales.